viernes, 6 de septiembre de 2013

Tres semanas con la Nova Del 2013

Reconozco que estoy disfrutando muchísimo con la nova aparecida en la constelación del Delfín el pasado 14 de agosto. Desde que hace 20 años no apareciese la Nova Cas 1993 (V705  Cas), allá por los primeros días de diciembre de aquel año,  no he vuelto a pasarlo tan bien con los encantos de una nova. En realidad no recuerdo si he seguido alguna vez una variable durante 22 días de manera ininterrumpida.  Ha contribuido do el buen tiempo y el comportamiento tan interesante de la nova. Por cierto, ya está bautizada, su nombre es V339 Del.


Como puede verse en la curva de luz, la magnitud máxima que obtuve fue de 4.7 el día 18, cuatro noches después de su aparición y tras unos días de estabilidad en su brillo máximo. A partir de ahí fue bajando paulatinamente con episodios de caídas de brillo relativamente bruscas. En función de como se desarrolle su curva de luz podremos determinar el tipo de nova que estamos observando.¿Cómo se determina el tipo de nova?

Las novas se dividen en cuatro tipos de acuerdo al comportamiento de sus fluctuaciones de brillo. La división se establece según el siguiente orden:

Na: Novas caracterizadas por un rápido aumento de brillo seguidas por una disminución de unas tres magnitudes en unos 100 días. El descenso puede ser muy rápido o rápido. La representante principal de este tipo de estrellas es GK Persei que llegó a brillar con magnitud 0,2 cuando explotó en febrero de 1901.

Nb: Son más lentas. Para descender su brillo tres magnitudes necesitan más de 100 días.

Nc: Novas con desarrollo muy lento, pueden tardar en bajar tres magnitudes unos 1000 días. 

Nr: Son novas recurrentes en sus explosiones. Pueden repetirse cada 30 o 40 años. Estas estrellas son muy interesantes de seguir por los aficionados. Sus explosiones pueden darse de imprevisto por lo cual necesitan una vigilancia rutinaria, ¡noche tras noche!. Ejemplos: RS Ophiuchi y T Pyxidis.

Aunque las primeras luces y los primeros espectros daban la posibilidad de que se tratara de una nova del tipo b, lenta, en mi humilde opinión creo que podría tratarse de una nova del tipo a y no descarto algunos comportamientos erráticos con una bajada en forma de dientes de sierra. Su observación creo que va a ser muy interesante ahora que está empezando a estabilizarse en su descenso. ¡Me encantan estas estrellas! Os dejo la carta para su observación en las próximas semanas elaboradas por la AAVSO

Sigamos observándola, ¡seguro que nos depara alguna que otra sorpresa más!




jueves, 22 de agosto de 2013

NOVA DELPHINIS 2013


Fotografía de la Nova Delphinis desde los contaminados cielos de Sevilla

La pasada noche del 14 de agosto el astrónomo aficionado japonés Koichi Itagaki descubrió una nueva estrella en la constelación del Delfín con su telescopio de 18 centímetros de diámetro. Desde entonces muchos aficionados hemos seguido sus evoluciones de brillo. Tras un máximo en torno al día 18 en el que, en promedio ha llegado a la magnitud 4.5, actualmente ha comenzado su declinar lento. 

Se trata de una de las 30 novas más brillantes de la historia por lo que no debemos perder el momento de seguirla aprovechando los cielos despejados que nos ofrece el verano. Las observaciones son muy esperadas en la AAVSO por lo que, además de disfrutar de la visión de una estrella nueva en los cielos, podemos contribuir aportando datos sobre ella. Dejo una carta de  observación para aquel que quiera encontrarla y contribuir con sus datos. 

martes, 23 de agosto de 2011

Nuevo foro de la AAVSO en español

Desde hoy existe un nuevo foro en la AAVSO para la comunidad hispanoparlante dirigido por el experimentado observador y conocedor del mundo de las Estrellas Variables, el argentino Sebastián Otero y el responsable de la AAVSO Aaron Price. Transcribo la comunicación inicial para todos aquellos interesados en incorporarse al mismo.

A partir de hoy, la AAVSO inaugura un espacio de intercambio para la comunidad hispanoparlante donde intercambiar experiencias, preguntas, comentarios, información, observaciones y todo lo que tenga que ver con el estudio de las estrellas variables.


Si bien el foro tiene como objetivo ser un servicio más para los miembros de la institución, está abierto a la comunidad en general, por lo cual todos son bienvenidos.

Los foros y listas de correo de AAVSO en inglés tienen temas específicos y están divididos de acuerdo a intereses, debido a la mayor cantidad de miembros. Nuestro foro incluirá todos los temas que sus integrantes quieran tocar, desde observación visual (técnicas, programas, datos) hasta CCD, desde data-mining hasta discusiones sobre estrellas específicas.

Esperamos que todos se unan a este foro y que contemos en él con la presencia de expertos en los diferentes temas para poder evacuar todas las dudas que surjan. Y si eso no es posible, tenemos a nuestros foros y listas de discusión hermanas en inglés donde poder consultar y luego volcar las respuestas traducidas en el nuevo foro.

La idea no es separar sino justamente UNIR y que TODOS tengan la posibilidad de intercambiar y ser escuchados en el ámbito de la asociación. Que la barrera lingüística no genere que no se interactúe. Ese es el objetivo, que quienes se hayan sentido lejos por ese motivo, ya no lo sientan.

Sabemos que hay muchas agrupaciones en Latinoamérica y España que se dedican a la observación de variables y quizás por desconocimiento o falta de incentivo no se han dado a conocer.

Si conocen observadores, asociaciones o personas interesadas, no duden en avisarles de este nuevo medio.

En el marco de esta globalización de AAVSO también habrá tutoriales en español para VSX, la base de datos de variables más grande del mundo, para que así los usuarios latinos puedan comprender mejor el proceso de envío de nuevas variables (o de revisión de ya conocidas).

Esperamos contar con ustedes en este nuevo proyecto.

Estaremos moderando el foro Aaron Price y Sebastián Otero.

miércoles, 9 de febrero de 2011

Brillante Outburst de Z CMa

La estrella Z Canis Majoris, Z CMA, una variable pre-secuencia principal (del tipo INA), parece estar pasando por un momento de máximo brillo según los datos del destacado observador americano J. E.  Bortle del pasado 4 de febrero cuando la observó en magnitud 8,5. El objeto es un sistema binario joven compuesto por una estrella del tipo Herbig Be, envuelta en nebulosidad y fuente de rayos X, y una del tipo FU Orionis que es la responsable de los incrementos de brillo tanto en la banda óptica como en la de rayos X. La amplitud de variación va desde la 8,2 a la 10,6, bastante asequible a instrumentos modestos. Por otra parte ahora mismo puede ser observada a buena hora pues se mantiene alta en el cielo.


Según comunica la AAVSO en su Special Notice #232, se venía gestando este incremento de brillo desde Abril del pasado 2010 cuando la estrella se encontraba en magnitud 10,7 y apareciendo en magnitud 9 cuando los observadores la volvieron a observar en el pasado noviembre tal el paréntesis estacional. No se observaba tan brillante desde 2008.

Curva de Luz en los últimos 2000 días. El anterior pico fue del año 2008
Son necesarias observaciones de esta estrella en este outburst, incluída las visuales, y se pueden enviar a la AAVSO para su gestión.


Localización: Cartas A, B y C (Todas tomadas de la AAVSO)


 


lunes, 20 de diciembre de 2010

V643 Orionis: una brillante eclipsante de largo período.

A petición de Lubos Brat y el Dr. Petr Zasche del Observatorio de B.R.N.O. en la República Checa se requieren observaciones de esta eclipsante de largo período. El programa de observación se inició el pasado día 5 de diciembre y se extendería hasta el próximo 20 de marzo de 2011.

La variable es una eclipsante que varía su brillo desde la magnitud 9.4 a la 10.4 en la banda V cada 52,4225 días. La duración del eclipse es de 6 días y 8 horas. A mitad de camino la estrella sufre una caída correspondiente a su mínimo secundario que le lleva a la magnitud 9,8.

Curva de Luz de V643 Orionis

El interés astrofísico es su rápido movimiento apsidal que sería confirmado con la observación de estos eclipses. La fecha prevista de los mismos está centrada en:

Mínimo Secundario: 24/12/2010 [Observación desde el día 21 al 27 ambos inclusive]
Mínimo Primario: 19/01/2011 [Observación desde el día 15 al 23 ambos inclusive]
Mínimo Secundario: 14/02/2011 [Observación dsde el día 11 al 17 ambos inclusive]
Mínimo Principal: 12/03/2011 [Observación desde el día 8 al 16 ambos inclusive]

Se requieren observaciones visuales, fotográficas (DLSR) o con CCD centradas en los días de eclipses.





Las cartas para localizar la estrella y comparar pueden encontrarse aquí:

Carta A

Carta B



Creo que es un buen programa de observación asequible a cualquier instrumental y prácticamente desde cualquier sitio de una estrella realtivamente brillante.



viernes, 19 de noviembre de 2010

Observando Variables...

Realmente nunca se me había ocurrido escribir una entrada como esta pero mi amigo Juan Luis González Carballo (doblista y variabista) me lo propuso y como quiera que su Décima Esfera es hermana de mi Ojo en el Cielo pues aquí lo tiene. Me propongo comentar que, como, cuando, desde donde y con qué observo.


Eta Aquilae: ¡Mi primera curva de luz!. Verano de 1986.

Mi interés por las estrellas variables es simultaneo al de mi interés por la Astronomía. Llevo 25 años aproximadamente observando estrellas variables y creo que lo haré toda mi vida mientras pueda por la sencilla razón de que soy feliz haciéndolo. En la actualidad observo estrellas de todo tipo: largo período, semirregulares, irregulares, eruptivas, eclipsantes y cefeídas de largo período. Brillantes y no tan brillantes; periódicas o erráticas, rápidas y muy lentas. Soy consciente de que, dependiendo del tipo de estrellas que se observe, se pueden obtener mejores o peores resultados pero no creo, en la actualidad, que sean inválidos mientras se envíen, se compartan y haga con verdadero cariño y espíritu científico. De la misma forma que soy consciente de que no puedo hacer trabajos muy rigurosos porque en la actualidad no puedo disponer, de manera regular, del tiempo, del lugar ni, del montaje cotidiano del instrumental requerido para ello. Realmente solo quiero disfrutar y actualmente lo consigo.

Observo regularmente, todos los días que puedo desde la azotea de mi casa situada en el centro de la ciudad de Sevilla. Hago Astronomía Urbana desde una ciudad muy contaminada lumínicamente y sin visos de mejora, más bien de "peora", pero es lo que tengo y a lo que me tengo que amoldar.

Uso cámaras DLSR (dos de Canon) que me son fáciles de subir a la azotea y registrar estrellas de hasta la magnitud 10, con una exposición de 2’5 segundos sin problemas o facilmente acoplables a un pequeño telescopio de 70 mm que me permite alcanzar la 12,0 en 5 segundos. Aunque en ocasiones aún empleo los métodos visuales, ya prácticamente los he abandonado, solo lo hago para unirlos a las observaciones fotográficas. Desde la ciudad observo estrellas brillantes (no inferiores a la novena magnitud) y que suelen ser muy poco observadas o que, aún siéndolo, llevo muchos años observándolas y son como mis niñas... Las imágenes las reduzco usando el software IRIS aunque directamente he de reconocer que también se obtienen resultados sorprendentes, no exactos, pero sí con buena aproximación, lo digo por si alguien se anima ha hacerlo así. De hecho la observación de variables con cámaras DLSR está creciendo cada día que pasa teniendo más y más adeptos.

En ocasiones salgo al campo con la familia por fines de semana completos, puentes o semanas y desde allí me ayudo con un refractor de 120mm/1000mm con el que sigo eclipsantes débiles que necesitan determinar la evolución de las variaciones de sus O-C. Este proyecto me gusta muchísimo y envío las observaciones al observatorio polaco de Mt. Suhora. Cuando voy al campo sólo me dedico a las eclipsantes pues puedo disponer de toda la noche para su seguimiento y las condiciones generales de observación (incluída las familiares) son óptimas: telescopios, cámaras, portátil…en la azotea es costosísimo para mi hacer eso. También sigo una programa propuesto por Sebastián Otero (alma mater de Wezen 1.88) para la determinación de eclipses en estrellas con períodos indefinidos o sospechosas de ser eclipsantes. Las más brillantes las hago desde Sevilla con DLSR. Es un programa, éste, que realmente me encanta y que creo que es extraordinariamente interesante para un observador de variables que observe visualmente. Se puede ver el programa aquí.

¿Y qué hago con las observaciones? Pues las envío a la AAVSO, organización de la que soy miembro desde hace bastantes años; las de eclipsantes a Mt. Suhora; algunas otras a entidades públicas o privadas que la solicitan, y además ANALIZO mis propias observaciones con frecuencia, curiosamente obtengo resultados para semirregulares bastante curiosos, calculo tiempos de mínimo de eclipsantes o hago la “curva” de luz para “variables” que no he visto variar en la vida…(por ejemplo RX Cep).

Iré tratando de exponer todos mis resultados aquí por si alguien quiere realizar algún estudio más serio o que disponga de un instrumental adecuado que pueda usar diariamente. Pero por ahora sólo me quedaría listar las estrellas que habitualmente sigo pero eso lo voy a dejar para otra ocasión porque extendería, ya demasiado la entrada. De momento Juan Luis, espero haberte complacido, al menos la mitad, cómo para una tapita en Monesterio...

jueves, 14 de octubre de 2010

El GEA, Grupo de Estudios Astronómicos: Un souvenir de mi afición


Cabecera de las publicaciones del GEA con el logo original

Corrían los años 80. De los radiocasetes salían músicas de Mike Oldfield, Alan Parsons, Roxy Music, Jean Michel Jarre. el tecno empezaba a reventar con Depeche Mode o Yazoo y el pop hacía las delicias de todos o casi todos con Mecano, Radio Futura,... Los cielos no estaban tan apagados como ahora, podías ver las constelaciones casi completas en una ciudad como la mía, Sevilla, y todavía vivíamos del recuerdo memorable de la exhuberante Cosmos, de Carl Sagan.

Precisamente ésta última serie me hizo acercarme a la Agrupación Astronómica Albireo. Allí, "apadrinado" por José Antonio Pleguezuelo, y con el Halley pisándonos los talones, conocí a dos jóvenes más -si digo que éramos chiquillos no me confundo mucho-, José Luís Guisado y José Gómez Castaño (Pepe Castaño para mi padre...). Los tres empezamos a mostrar interés por las estrellas variables.

Un viernes por la tarde de un otoño en el que caían algunas gotas de lluvia llegué a la Agrupación y en su biblioteca acababa de encontrar una Circular (con mayúsculas porque aquello si que era una publicación) de una asociación que no conocía: El Grupo de Estudios Astronómicos. Eran catalanes y parecía tener su "sede" en Cerdanyola del Valles (Barcelona). Abrí la extensa colección de folios grapados y encontré que allí se hablaba de observar Dseta Geminorum, Lambda Tauri, Beta Persei,... todo ello en hojas no mecanografiadas no, sino ¡hechas con ordenador! y con una maquetación sencilla y a la vez excelente para la época. TRecuerdo que tenía un logotipo que después me recordó al cúmulo de la percha, el Collinder 399. Esta gente no observaba por observar si no que lo hacía metódicamente y persiguiendo un fin científico. Imaginaros lo que eso significaba para un adolescente al que la luz de las estrellas le había comenzado a llegar a sus ojos y abierto la curiosidad.

Creo que, a partir de ese momento, comenzó mi pasión por las estrellas variables. Cuando descubrí que podía contribuir un poco a la ciencia siendo meticuloso en las observaciones y dejándome llevar por un programa de observaciones verdaderamente preparado y con ciertos aires de profesionalidad, ¡y podía hacerlo incluso desde la azotea de casa!. Escribí al Grupo y tan rápidamente como obtuve respuesta empecé a colaborar con él. Eran los tiempos de observadores como Jordi Aloy, Carles Schnabel, Juan Manzorro, Joan A. Cano, Enrique García y de por supuesto el alma mater del grupo, el amigo Josep María Gómez-Forrellad.

Logotipo "moderno"

El GEA fue un grupo donde el trabajo en equipo se hacía visible en toda su extensión. Podías observar, realizar programas informáticos, dedicarte a la técnica instrumental,… una auténtica tarea multidisciplinar. El éxito del grupo se vio reforzado con la aplicación innovadora por parte del aficionado de la fotometría fotoeléctrica para el estudio de variables, lo cual redundó en descubrimientos y publicaciones de alto nivel en revistas especializadas. Con el transcurso de la década de los ochenta la observación visual fue desestimada ante la exactitud de la fotometría fotoeléctrica y con la incipiente aparición de los detectores CCD, desviándose hacia la observación estrellas de largo período que por entonces coordinada la Red Mira (coordinada por Eduardo Cifuentes y Pepe Ripero). El grupo fue distribuyéndose por toda una red de observatorios semiprofesionales desde donde operaban sus observadores en especial desde que en 1992 usaran su primera CCD, una ST4.



En la década de los 90 ya no había esas circulares que tanto me gustaban pero su afán por estar siempre en la vanguardia tecnológica y observacional les hizo montar una BBS (Bulletin Board System) introduciéndose vía telemática en los hogares de cuantos disfrutábamos en el grupo, además de algunos de la vieja guardia ahí estaban Rafa Barberá, Joaquín Vidal, Sebastián Torrell, David Fernández, Francisco Campos…Tengo muy buenos recuerdos de esa época también, de GEA BBS. De noches leyendo mensajes en colorines... La aparición de Internet propició que el grupo montara una excepcional página web, http://www.astrogea.org/ que se actualizó con sus programas observacionales hasta 2004.

CK Cam, una brillante cefeida descubierta en 1995 por el GEA

En la actualidad el grupo prácticamente no existe y cada uno se dedica a programas específicos. Por ejemplo Josep María Gómez-Forrellad se dedica a Júpiter dentro del grupo de atmósferas planetarias que dirige Agustín Sánchez Lavega.

Pincha para descargar

Para mí el GEA es mi recuerdo de la Astronomía bien hecha y que me permitía colaborar desde la azotea de casa empujándome a querer más a esta ciencia. Es un souvenir de mi juventud que guardo con mucho cariño en un lugar adecuado de mi biblioteca y de mi mente. Su espíritu creo que sigue siendo vigente hoy día. Como no podía ser de otra forma, aquí os dejo escaneada la Circular nº 1 de Diciembre de 1983. Perdonad si las hojas están pintadas, subrayadas, o dobladas. Fueron fotocopiadas del original de la biblioteca que en su día me abrió las puertas a las estrellas variables.

Dedicado a Josep María Gómez-Forrellad por su ayuda desde hace muchísimos años y por compartir su saber de modo altruísta con quienes queríamos saber algo más de la luz que nos llegaba desde las estrellas.