sábado, 24 de enero de 2015

Cita con 2004 BL86

Paso cercano del asteroide. Apenas separan seis minutos de tiempo entre ambas imágenes. En ese tiempo el asteroide se ha movido la mitad del diámetro de la Luna Llena. Las imágenes fueron tomadas desde el centro de Sevilla aplicando una exposición de 6 segundos cada una. Se observa perfectamente que, en ese tiempo, el asteroide aparece como un trazo debido al rápido movimiento del mismo.





( Texto original de la entrada)



El próximo lunes 26 de enero el asteroide 2004 BL86 se acercará a tan solo 1.200.000 kilómetros de nuestro planeta, casi el triple de la distancia que nos separa de la Luna. ¡Esto es una distancia realmente corta para un asteroide! El objeto, de unos 500 metros de diámetro, será visible en la noche del mismo 26 de enero con un pequeño telescopio en la constelación de Cáncer moviéndose casi dos grados por hora.

El asteroide es de los clasificados como NEO (Near Earth Object, Objeto cercano a la Tierra) y dentro de estos objetos pertenece a aquellos cuyo perihelio se sitúa a menos de una unidad astronómica (1 UA = 149,5 millones de kilómetros), son los llamados objetos Apolo.

BL86 tendrá su máxima aproximación a la Tierra el día 26 de enero a las 16:20 horas TU (Tiempo Universal), o sea a las 17h20,  hora peninsular española (16h20 en las Islas Canarias). Su movimiento va a ser perceptible en un espacio breve de tiempo, brillará como una estrella de novena magnitud. Su movimiento será lento pero realmente fácil de detectar. Con un telescopio mediano podrá ver como se desplaza en tiempo real. Tampoco es para menos pues viaja por el espacio a más de 15 kilómetros por segundo.

Según Don Yeomans, Director del Programa de seguimiento de NEO´s de la NASA puede tratarse del objeto más cercano que llegue a la Tierra en los próximos 200 años. Yeomans hace hincapié en el hecho de que, sin constituir amenaza alguna para nuestro planeta, es una gran oportunidad de observar un asteroide de un tamaño apreciable a una distancia muy reducida.

Este paso cercano de un asteroide no volverá a repetirse hasta el año 2027 cuando otro asteroide, el 1999 AN10 pase cerca de nuestra mundo.

También podemos hacer uso de la fotografía para captarlo. Si disponemos de una cámara con un teleobjetivo (por ejemplo un 135 mm.) una exposición de unos 3 segundos a ISO1600 nos servirá para registrarlo aún con las estrellas apareciendo puntualmente si no disponemos de seguimiento. No estaría de más hacer varias serie de imágenes para comprobar su movimiento. Si aumenta el tiempo de exposición, muy probablemente el asteroide aparecerá como un trazo.

A continuación se muestran varias capturas del programa Stellarium con el movimiento del asteroide sobre el fondo del cielo. Obsérvese la cercanía a otro asteroide, 3 Juno (el tercero descubierto en la historia). Quizá una imagen muy destacada y propicia para tomar una fotografía de ella será cuando, al amanecer del día 27, a las 05h TU (sumar una hora para obtener el horario peninsular de España), el asteroide recorra el cúmulo del Pesebre (M44) en la constelación de Cáncer.

¡No perdamos la oportunidad de ver un asteroide moviéndose tan deprisa!

20hTU (21 horas locales en el territorio peninsular español)

El asteroide casi formará un ángulo recto con Procyon y el planeta Júpiter. Se alzará unos 20 grados sobre el horizonte este y brillará como de magnitud 9.6

Imágen general del cielo - 20h00TU


Imágen ampliada de la anterior - 20h00 TU

21h00TU Al cabo de una hora el asteroide brillará como de magnitud 9,4 (ligeramente más brillante) sobre unos 30 grados de altura sobre el horizonte.

Imágen del asteroide a las 21h TU, obsérvese en la imágen el asteroide Juno

22h00TU Seguirá brillando en magnitud 9,4 y elevado 45 grados sobre el horizonte.

BL86 a las 22h00 TU

23h00 TU. Aquí se observará ya el rápido movimiento del asteroide brillando con magnitud 9.4 y altura 52º.

23h00 TU

05h00 TU. El momento más interesante de la noche, al menos desde el punto de vista fotográfico se dará a las 5h00 TU (6 de la madrugada en la península). El asteroide se alzará 30 grados sobre el horizonte oeste brillando en magnitud 9.4 y recorre el brillante cúmulo abierto M44 en la constelación de Cáncer. Estoy convencido que se publicarán multitud de imágenes sobre ese momento. ¡Una muy buena forma de empezar el día!

El asteroide BL86 recorriendo el cúmulo del Pesebre a las 05h00 TU




miércoles, 21 de enero de 2015

El cometa Lovejoy C/2014 Q2: el viajero del invierno.

El cometa Lovejoy C/2014 Q2 está cumpliendo con las expectativas previstas (yo diría que más aún)  y, tal y como se comentaba en la entrada que se publicó y actualizó por Navidad, las predicciones que estimaban que alcanzara la cuarta magnitud se han hecho realidad tal y como predijo en su web el astrónomo amateur José Pablo Navarro Pina. Muchos observadores, entre los que me encuentro, lo hemos observado con esa magnitud o ligeramente superior. 

En la imagen siguiente aparece la curva de luz del cometa según las observaciones que enviamos Cometbase. En ella puede verse como, incluso, las observaciones dan un brillo para el cometa ligeramente superior al previsto. Estos días atrás ya ha iniciado su descenso de brillo  que esperemos sea muy paulatino.

Curva de Luz del cometa C/2014 Q2 (Lovejoy) tomadas por observaciones enviadas a cometbase.net

Tras unos espléndidos días en los que el cometa ha pasado por las cercanías de las Pléyades, el cometa cruzará las constelaciones de Aries, Triángulo y Andrómeda hasta final del mes de enero. En concreto el día 30, el cometa llegará a su perihelio (el punto más cercano al Sol), a partir de ese momento debe disminuir su brillo con mayor rapidez. Eso sí, debemos aprovechar estos primeros días pues la Luna se mostrará en fase de cuarto creciente hacia el día 26 e impedirá la óptima observación del cometa.



La coma del cometa toma una apariencia verdosa y su núcleo se observa bien definido. El color verdoso que presenta la coma se debe a moléculas de carbono. La cola del cometa solo ha sido apreciada, en muchos lugares, a través de la fotografía. Formada por iones, ha alcanzado una extensión en el cielo cercana a los diez grados. Aunque, como hemos dicho, la tendencia natural es que el cometa vaya disminuyendo de brillo puede que el desarrollo de una cola de polvo provocado por la cercanía al Sol, contrarreste esa disminución y aún podamos disfrutar alguna semana más.

Desde la ciudad también puede verse con unos pequeños prismáticos. La noche del pasado 19 de enero (una noche excepcional en el contaminado cielo sevillano) pude apreciarlo, a duras penas, a simple vista. Las fotografías, en cambio, hace que podamos detectar más detalles, incluso distintos "hilos" de la cola iónica. Incluyo varias imágenes realizadas desde la azotea de casa con una cámara Canon 450D instalada sobre el seguidor Polarie y a la que se le ha añadido un pequeño refractor apocromátrico BORG de 36 mm de diámetro. Se han tomado 15 tomas de 15 segundos cada una apiladas con el software Deep Sky Stacker. Puede apreciarse la cola desarrollada con una extensión (en la fotografía) superior a dos grados y la verdosa coma. El cometa brilla alrededor de la cuarta magnitud.

Cometa Lovejoy desde el centro de Sevilla: 17 de enero de 2015.

En esta dos imágenes captadas el día 19 de enero puede apreciarse la forma de la cola y su característica parte final en forma de abanico. Obsérvese también como se destacan esos "hilos" que parten de la coma del cometa. 




Quiero incidir en que todas las imágenes y observaciones han sido realizadas desde el centro de Sevilla, con lo cual animo a todo aquel aficionado urbano a no desesperar y a buscar los momentos idóneos en la noche (que los hay) para disfrutar de esta pasión.


Listado personal de las últimas observaciones realizadas del cometa


Ilustración del cometa Donati en 1866



Recordar que para observar el cometa puede visitarse la entrada "Guía rápida para la observación de cometas" que ya apareció en este blog y para ampliar información "Un cometa por Navidad".



sábado, 10 de enero de 2015

Conjunción Venus-Mercurio, la primera espectacular del 2015.

Mercurio y Venus en el atardecer del día 9 (FRB)
Durante esta semana podremos observar en el horizonte oeste una preciosa conjunción entre los dos planetas interiores: Mercurio y Venus. El primero, el más cercano al Sol, es un planeta muy esquivo y que pocas veces nos ofrece la oportunidad de observarlo, de modo que ésta supone una espléndida oportunidad para ello y, como no, para fotografiarlo.

Aunque ya el viernes día 9 podía apreciarse la conjunción (ver imágenes), desde el día 10 hasta el día 13 podrán verse separados menos de 1º de campo. Como se ha indicado anteriormente, hay que mirar hacia el horizonte oeste tras la puesta de Sol y sin esperar a que oscurezca completamente. A unos 10º de altura sobre la línea del horizonte podremos ver una pareja de objetos celestes. Venus brillará con magnitud -4 y Mercurio con 0. Eso sí, conviene alejarse de la ciudad y buscar horizontes limpios de obstáculos.

Como curiosidad, el punto anaranjado hacia el noreste del dúo de planetas, es otro planeta: Marte.

El día 10 los dos planetas se aproximarán unos 40 minutos de arco, así hasta que el día 13 se encuentren separados un grado. A partir de ese momento, los dos planetas más cercanos al Sol se irán separando cada vez más rápido mientras que Venus irá ganando altura conforme avancen los días. El día 15 de enero ya se habrán separado un grado y medio. Aunque su observación se hace evidente a simple vista por el alto brillo de los planetas, la visión a través de unos prismáticos o de un pequeño telescopio se hace realmente espectacular.

Visión de la conjunción en el horizonte oeste. (Stellarium)



Algo que podremos hacer es fotografiar la escena. Sin duda merece la pena realizar este tipo de fotografías y guardarlas. Siempre constituyen un bonito recuerdo, máxime cuando, insisto, se trata de Mercurio un planeta complicado de observar. 

Los tiempos de exposición varían dependiendo de la óptica que usemos con la cámara pero siempre deberemos tener en cuenta que los mejores momentos para la fotografía -en virtud de la poca altura que alcanzan- será tras la puesta de Sol por lo que aún habrá luz diurna.


Aprovechemos la ocasión para empezar el año observando esta conjunción que servirá de punto de partida a otras que resultarán espectaculares durante el 2015. Por ejemplo, el próximo 30 de junio podremos disfrutar de una conjunción que acercará a menos de 30 minutos de arco nada menos que a Júpiter y Venus o el 26 de octubre cuando podremos observar en un campo inferior a 5º a Júpiter, Venus y Marte, un verdadero trío de ases.

Venus, Mercurio, antenas y la torre Pelli de Sevilla: Astronomía Urbana (FRB)