jueves, 12 de mayo de 2016

"Jugando" a descubrir el cielo.


Me encantan las imágenes sencillas del cielo que se pueden obtener con instrumental modesto. En el fondo aprendimos mucho del cielo con "poca cosa". Como Galileo. El astrónomo italiano descubrió, hace más de cuatro siglos, que cuatro satélites giraban alrededor de Júpiter con un telescopio que hoy consideraríamos de juguete.

Míralos. Júpiter rodeado de esos cuatro satélites: Ganímedes e Io por el flanco izquierdo y Europa y Calisto por el derecho del planeta gigante. Mañana habrán cambiado de posición, y pasado, y el otro ... 

Y así, poco a poco con paciencia y no menos valentía, Galileo dio un paso en firme para demostrar que la Tierra giraba alrededor del Sol. Una grandísima demostración científica realizada con un telescopio de "juguete". ¡Qué grande es la Ciencia!




PD: Este un post  que escribí en mi muro de facebook. He querido compartirlo con todos mis lectores del blog para recordar que no por el hecho de tener un pequeño instrumento se puede dejar de disfrutar de la Astronomía. A veces, incluso hacer Astronomía. La paciencia y la perseverancia son aliadas de la ilusión en Astronomía. 

lunes, 9 de mayo de 2016

Tránsito de Mercurio por el disco solar: 9 de mayo de 2016.




RESUMEN FOTOGRÁFICO

Todas las fotografías se han realizado usando una cámara Canon EOS450D a la que se le ha acoplado un pequeño refractor Borg de 36 mm de diámetro. A su vez, para protegernos de la radiación solar que pueda incidir directamente en los ojos, hemos colocado en el objetivo una protección un un filtro Mylar. Las exposiciones han rondado todas los 1/640 s con una ISO de 200.

(08h00 TU) 10:00 (hora local) El día amaneció en Sevilla muy cubierto y lluvioso lo que hace presagiar que la lluvia puede continuar toda la mañana. Efectivamente así está ocurriendo aunque todavía falta tiempo para que comience el tránsito.

Cielos cubiertos con lluvia en Sevilla por la mañana

12h10 TU (14h10 hora local). Momentos antes de una intensa lluvia, el cielo pareció abrir y se pudo obtener alguna imagen del fenómeno. Es realmente precioso. La mancha que se sitúa casi en el centro del Sol es un grupo de manchas solares.


12h10 TU




13h10 TU - 15h10 (hora local). Buscando huecos entre nubes se puede tomar otra fotografía. Se percibe claramente el movimiento del pequeño punto que representa a Mercurio sobre el disco solar en tan solo una hora. 







13h45 TU - 15h45 hora local. Se sigue desplazando hacia el suroeste del Sol. Ya se va alejando de la mancha solar predominante en el centro. Las nubes vuelven a cubrir el cielo y envuelven al disco solar permitiendo poca definición en la imagen.






14h15 TU - 16h15 hora local - A pesar de las continuas lluvias y del cielo cubierto parece que de vez en cuando se abren claros que permiten fotografiarlo. Sigue su camino hacia el sur. Es un fenómeno realmente precioso.




15h45 TU 17h45 hora local. Otra nueva imagen del tránsito esta vez con un cielo más definido y en un área en el que no había nubes ni siquiera poco densas.






17h45 TU - 19h45 (hora local). La última de las imágenes que el cielo me ha permitido hacer. El planeta Mercurio se encamina hacia el borde suroeste camino de desaparecer del disco solar. Sin duda, una magnífica experiencia la vivida hoy.






¿QUÉ ES UN TRÁNSITO?

Se le denomina tránsito de un planeta por el disco del Sol cuando, visto desde la Tierra, el planeta cruza el disco de la estrella destacándose la sombra del mismo por delante del disco solar. Para que ello ocurra el planeta, la Tierra y el Sol deben estar alineados y además deben situarse cerca de la intersección de los planos de las órbitas de la Tierra y del planeta. Los planetas que nos brindan estos fenómenos son Mercurio y Venus.

En el caso de Mercurio, el que nos ocupa en esta ocasión, los planetas se alinean cada 116 días por lo que de no ser porque los planos de las órbitas están separados 7º habría un tránsito cada ese periodo de tiempo.


Los tránsitos de Mercurio se suelen dar durante los mes de mayo y noviembre, en unos días en concreto en los que la situación de la Tierra, Mercurio y el Sol es óptima. En mayo, Mercurio se sitúa más cerca de la Tierra quien a su vez también está más lejos que el Sol que en noviembre, por tanto los tránsitos que suceden en mayo resultan más favorable para su observación. Suelen ocurrir cada 3, 7, 9.5, 10 o 13 años sin una fecha en concreto. Por ejemplo, el tránsito anterior que fue visible ocurrió el 8 de noviembre de 2006 y el próximo que podremos observar ocurrirá el 11 de noviembre del año 2019.

HORARIOS DEL TRÁNSITO DE HOY

Recordemos que no observar directamente con los ojos al Sol provoca daños irreparables. Hay que usar protección, la más eficaz es el uso de un filtro Mylar. Más información en esta entrada del blog.

La información sobre el tránsito de hoy y sus horarios vienen reflejados en la siguiente figura:








miércoles, 2 de marzo de 2016

M35: Un precioso cúmulo abierto en Geminis y un intruso en él.



El cúmulo abierto catalogado como M35 (o también NGC 2168 o Collinder 82) situado en la constelación de Géminis, no solo es uno de los más atractivos objetos que pueden verse sino también un objeto cuya observación resulta fácil incluso desde núcleos urbanos.

Su magnitud es de 5.3 y ocupa una extensión de cielo de 28 minutos de arco, casi el tamaño de la Luna Llena. El cúmulo tiene una edad de un centenar de millones de años y parece localizarse a 2800 años luz del Sol, ocupando una extensión real de unos 24 años luz de diámetro. Contiene unas 200 estrellas entre las cuales más de la mitad son observables con equipos medianos entre las que se encuentran varias estrellas.

A pesar de lo brillante del objeto, el descubrimiento del mismo fue tardío. El cúmulo fue descubierto por Philippe L. de Chéseaux en el año 1745 o en 1746 y fue observado nuevamente en en 1750 (o incluso antes) por John Bevis. Charles Messier lo incluyó en su magistral catálogo el 30 de agosto de 1784 haciendo la siguiente descripción del mismo:

"Cúmulo de pequeñas estrellas cerca del pie derecho de Cástor, a poca distancia de las estrellas eta y mu de esa constelación. M. Messier ha marcado su posición en la carta del cometa de 1770."



LOCALIZACIÓN

Mediante coordenadas podemos encontrarlo en la posición (J2000) Ascensión Recta: 06h08m54s y Declinación: +24º20´00". Pero si no disponemos de círculos graduados y queremos buscarlo con prismáticos o con un pequeño telescopio no vamos a tener problemas. Incluso podremos observarlos a simple vista desde cielos oscuros, aunque eso sí, empleando visión indirecta. Sea cual sea el instrumental que utilicemos, deberemos buscar las dos estrellas más brillantes de la constelación, Castor y Pollux y prolongar la constelación hacia el Oeste hasta encontrar a la estrella Mu Gem, Eta Gem o Propus (magnitud 3.3)  y su débil vecina 1 Gem (magnitud 4.8). El cúmulo formará el vértice de un triángulo con estas dos últimas estrellas.

Vista general de la constelación de Geminis con el cúmulo en la parte superior derecha
El cúmulo ocupa uno de los vértices del triángulo formado por Eta Gem y 1 Gem

Dejamos aquí también una carta de localización imprimible que puede obtenerse en pdf pulsando sobre la imagen.

Carta imprimible cortesía de http://freestarcharts.com/


DESCRIPCIÓN

La forma característica que se suele describir es como la de una forma de "V" irregular sobre un fondo de estrellas débiles de la novena y décima magnitud. Existe otra "capa" de estrellas más débiles (magnitud 12) que puede observarse con instrumentos medianos y cielos oscuros. Destacan, en especial, algunas estrellas gigantes azules y rojas.

Incluso observándolo con prismáticos o con un pequeño telescopio podemos ver como existen zonas o pasillos oscuros donde la densidad estelar es menor que en el resto. Incluso estos huecos pueden verse en el centro donde el número de estrellas es menor que en los alrededores del mismo.



Otros dos cúmulos alrededor de M35

En las cercanías del cúmulo abierto podemos localizar dos cúmulos abiertos consecutivos como podemos ver en la segunda de las cartas de localización. Por orden de cercanía a M35 nos encontraríamos, primeramente, con NGC 2158, 15 minutos al suroeste de M35. Un precioso cúmulo de magnitud 8.6 de estrellas débiles que se concentran en unos 5´de arco de una forma mucho más compacta que M35. De hecho, durante un tiempo se pensó que se tratara de un cúmulo globular. Para su observación necesitaremos un telescopio pequeño y unos cielos más limpios que el de las urbes. Es un cúmulo al que se le calculan 5000 millones de años de antigüedad situado a una distancia de 16000 años luz de nosotros.

Si continuamos hacia el suroeste, a 35 minutos de NGC 2158 o 50 minutos de arco de M35, podremos encontrarnos otro cúmulo similar a NGC 2158 pero ligeramente más brillante. Se trata del cúmulo IC 2157 de magnitud 8.4 y que alberga estrellas entre la magnitud 10ª y 12ª en una extensión de 7´de arco. También para su observación requerimos la utilización de un pequeño telescopio.


27 EUTERPE: EL OBJETO INTRUSO

En la segunda carta de localización habremos podido observar un pequeño círculo blanco situado en las cercanías de los cúmulos descritos anteriormente. Se trata del asteroide 27 Euterpe que cruzará la zona del cúmulo M35 (y el cúmulo en sí) desde el día 3 hasta el día 8 del presente mes de marzo. Su observación no será fácil pues brillará con magnitud 10.5 y necesitaremos un pequeño telescopio y cielos oscuros, pero si fotografiamos la zona diariamente podremos apreciar fácilmente su movimiento a lo largo de estos días, convirtiéndose en una curiosa "estrella" invitada entre un mar de anfitrionas.

El asteroide 27 Euterpe fue descubierto desde Londres la noche del 8 de noviembre de 1853 por el astrónomo británico Jhon Russell Hind (un gran observador de estrellas variables). Es relativamente pequeño no llegando a un centenar de kilómetros de diámetro, rotando a su alrededor en unas diez horas y media.

A continuación se muestran cartas celestes que indican la posición del asteroide relativa al cúmulo M35 desde los días 3 al 8 de marzo. Siempre que sea posible, iré subiendo fotografías del paso del asteroide por el cúmulo. 


Imagen captada el 3 de marzo hacia las 21h TU desde el centro de Sevilla (EOS450D + Borg 36mm + Polarie)





Euterpe cruzando el cúmulo M35. Imagen tomada desde el centro de Sevilla






jueves, 21 de enero de 2016

Un cielo repleto de planetas.

Alineación tal y como se verá la mañana del 24 de enero. La distancia entre planetas está en grados

Durante algunos días atrás hemos podido leer en numerosos medios la noticia de que cinco planetas estarán alineados juntos en el cielo y visibles al amanecer sin más instrumentos que nuestros propios ojos. Aunque la noticia, en sentido estricto, es real, lo cierto es que los planetas estarán muy separados a lo largo de un espacio equivalente al 60 por ciento del cielo visible y además necesitaremos disponer de un horizonte muy limpio si queremos observar dicha alineación en toda su extensión. La alineación, por otra parte, es aparente, es decir, los planetas adoptan dicha configuración por una mera situación de perspectiva visual en el cielo de la Tierra, estando sus posiciones referidas al Sol muy diferentes de una recta. El espectáculo, además, no tendrá su "punto álgido" el día 25 de enero, como suele encontrarse en algunos medios, los planetas tendrán una configuración similar durante prácticamente todos los amaneceres de lo que queda de enero y del mes de febrero. Pero aún hay más, en la primera semana de febrero los planetas tendrán una visitante muy especial: la Luna.

ASPECTOS GENERALES

Posiciones de los planetas con respecto al Sol el día 24 de enero

Durante los amaneceres de lo que queda del mes de enero y prácticamente todo el mes de febrero, podremos observar en el horizonte Sur y Este, por orden de altura sobre el horizonte, a Júpiter, Marte, Saturno, Venus y Mercurio situados a lo largo de una línea imaginaria de casi 112 grados de extensión, unas tres quintas partes del cielo visible. El más brillante de todos los planetas será Venus y el más débil Marte, si bien el más escurridizo será Mercurio quien sólo alcanzará cinco grados de altura máxima sobre el horizonte este por lo que se verá con muchas dificultades y necesitaremos de un horizonte muy limpio para observarlo.


A continuación se expone la magnitud de los planetas en los próximos días y la altura sobre el horizonte que alcanzarán. Es necesario insistir en que no se necesitará ningún instrumento para observar los planetas pero necesitamos estar situados en un horizonte LIMPIO y AMPLIO, de lo contrario podremos dejar de observar al esquivo Mercurio e incluso al brillante planeta Venus. Desde las ciudades la condición exigida para el horizonte puede no llegar a cumplirse por lo que si queremos disfrutar en todo su esplendor de esta alineación, deberíamos alejarnos un poco de ellas. Tanto las tablas como los gráficos están referidos al amanecer del horizonte Sur y Este a las 7h20-7h30 de la mañana horario peninsular español, es decir a las 6h20-7h30 Tiempo Universal. 

Para aquellos que quieran conocer más sobre el brillo de los planetas y las estrellas pueden consultar la entrada del blog "Midiendo el brillo de las estrellas" editada ya hace algún tiempo al igual que esta otra,"Midiendo ángulos en el cielo" centrada en las distancias angulares en el firmamento y como medirlas aproximadamente.


¿QUÉ PODEMOS OBSERVAR?

¿Qué podemos ver en los planetas? A simple vista podremos disfrutar de un maravilloso espectáculo entre los planetas y, para aquel que no los conozca, puede aprender a distinguirlos. Venus es el más brillante, Júpiter con un color blanquecino figura en segundo lugar en orden de brillo; el más bajo sobre el horizonte será Mercurio (rara vez gana mucha altura); Saturno brilla un poco más débil con un característico color ocre y por último Marte, el planeta rojo que no pasará desapercibido para nuestros ojos.

Si usamos unos prismáticos medianos o un pequeño telescopio, podremos observar la fase de Venus, los satélites de Júpiter o el aspecto "ovoide" de Saturno provocado por sus anillos y su luna Titán. Mercurio y Marte no pueden ofrecernos detalles con instrumental medianamente básico.


FOTOGRAFÍA

El brillo de los planetas no supondrá ninguna dificultad para que la alineación pueda fotografiarse. Una exposición de varios segundos de una cámara situada sobre un trípode, será más que suficiente. El problema estará en que, al abarcar la alineación planetaria tanta extensión del cielo, necesitaremos un objetivo con la menor distancia focal posible. Un objetivo de 18 mm (como el de la figura) no creo que vaya a abarcar toda la alineación en sí, pues no supera los 100º de campo angular. Necesitaríamos un gran angular o lo que se conoce como "ojo de pez" para captar la imagen entera sobre un fondo completo de paisaje.

Si no se dispone de grandes angulares, otra modalidad es usar las posibilidades que dan muchas cámaras de obtener fotos llamadas panorámicas, donde suman las fotos automáticamente. Cualquier fotografía que podamos hacer de esta alineación nos supondrá un buen recuerdo y nos servirá de aliciente para futuras alineaciones o conjunciones planetarias.

De cualquier forma, mi consejo es dejarse llevar por el espectáculo y emplear la imaginación. A mi personalmente me gusta esperar a las primeras luces del día para que den un toque de color a la escena. Si es desde el campo o la montaña mejor aún, y si es desde la ciudad procuremos encuadrar en la escena algún monumento o detalle característico. De cualquier forma las imágenes que vaya obteniendo las iré subiendo al blog y a las redes sociales.


MOMENTOS INTERESANTES DE LA ALINEACIÓN PLANETARIA

En el encabezado del artículo hemos visto que las distancias entre las planetas no serán precisamente cortas. Referido al amanecer del 24 de enero, Júpiter estará separado de Marte nada menos que 48º, es decir una distancia equivalente a 96 Lunas llenas colocadas una detrás de otra. La distancia entre Marte y Saturno será de 32º y del planeta de los anillos a Venus serán 17º los que le separen. Finalmente, Venus y Mercurio estarán separados por una distancia inferior a 14º. A medida que avancen los días, el planeta Venus irá distanciándose de Saturno y acercándose a Mercurio hasta llegar al día 6 de febrero que formará un bonito triángulo junto a la Luna menguante y Mercurio.


Amanecer del 24 de enero: Por orden de altura, Júpiter, Marte, Saturno, Venus y Mercurio

Amanecer del 31 de enero: Por orden de altura, Júpiter, Luna, Marte, Saturno, Venus y Mercurio

Amanecer del 7 de febrero : Por orden de altura, Júpiter, Marte, Saturno, Venus, Mercurio y la Luna.


La Luna menguante tendrá un acercamiento a cada uno de los planetas alineados. Tendremos una semana prácticamente de maravillosos cuadros en el cielo. Repasamos cada acercamiento entre la Luna y cada uno de los planetas.

Día 28 de enero: Júpiter. La Luna menguante estará iluminada un 83% y se acercará a 3 grados del planeta Júpiter.



Día 1 de febrero: Marte. La Luna estará iluminada un 48% y se situará a 3.5º del planeta rojo. Formará parte del conjunto la preciosa -y separada estrella doble- Alpha Librae de magnitud 2.8



Día 3 y 4 de febrero: Saturno. Ambos días la Luna, iluminada un 30%, se acercará y sobrepasará a Saturno separada casi 7º del planeta.



Día 6 de febrero: Mercurio y Venus. La Luna iluminada solo un 7% va a formar un maravilloso espectáculo junto a ambos planetas. Formará un triángulo y le separará unos 5º de cada planeta. El único inconveniente es que estará muy baja sobre el horizonte sureste superando apenas los diez grados sobre el horizonte.



Lo importante es disfrutar del espectáculo. Las frías mañana nos deleitarán con cielos limpios y repleto de planetas. Para que lo disfrutes. El cielo es maravilloso.