domingo, 22 de noviembre de 2015

Tribuna de Astronomía Nº 1



Éste es el primer número de la revista "Tribuna de Astronomía": la primera publicación para aficionados a la Astronomía de nuestro país de venta en kioskos. Esta es la mía. Me la regaló, hace 30 años, en diciembre de 1985 un aficionado al que tengo la suerte de conservar como amigo: José Luis Guisado.

Era diciembre de 1985. En las radios sonaban canciones como el excelente "Pictures in the Dark" de Mike Oldfield o el solidario "Do They Know It´s Christmas?" de la oportuna banda Band Aid liderada por  Bob Geldof como preludio navideño. Mientras tanto, Steven Spielberg nos mostraba los "encantos" de viajar en el tiempo con su película "Regreso al Futuro".

Entre el impacto de todo el año 1985 y como antesala a la mítica e inminente aparición mediática del cometa Halley que los aficionados ya habíamos observado, apareció esta revista que nos alegró la vida a todos los que adorábamos en ese momento a las estrellas. Un verdadero soplo de aire fresco en medio de los aún más frescos (y entonces claros) cielos invernales.


EL NÚMERO 1

El número 1 valía 200 pesetas (que al siguiente se incrementaron en 25) y tenía un sumario curioso. Como no podía ser de otra forma comenzaba con una editorial de bienvenida junto a una imagen en blanco y negro del Sol con una gran mancha en su centro. Comenzaba con un "Al fin estamos en la calle." y terminaba con "Hasta el próximo mes." Así, hasta hoy.

Ángel Gómez comenzaba con el primer artículo dedicado al cometa Halley, indicando la actualidad del mismo en diciembre de 1985. Aún tengo grabada en mi memoria la de veces que miré una pequeña carta del cielo con la posición del cometa Halley sobreimpresionado sobre un sencillo fondo estelar.

Con un recuadro dedicado al libro "Las Medidas del Universo" de Tomás Hormigo, se daba paso al siguiente artículo. Esta vez era E. Silva Ros quien nos daba las primeras lecciones sobre Astrofotografía. Por entonces la fotografía digital distaba mucho de ser lo que hoy es y desde luego era objetivo inalcanzable para los aficionados. Se usaba trípode, cámara y película de papel...

Fernando Otón Montil abría el siguiente artículo dedicado a "Alfonso X El Sabio, Rey y Astrónomo" y daba paso a un texto dedicado a las VI Jornadas Nacionales de Astronomía que se iban a celebrar en Málaga. La revista seguía ofreciéndonos información que no siempre era fácil de conseguir, en el número 1 se comenzó una breve reseña sobre el Observatorio Astronómico Nacional (Madrid) y también incluía una entrevista al director del observatorio que en ese momento era Manuel López Arroyo.

Después de las efemérides astronómicas del cielo de diciembre de 1985 y un planisferio de lo más sencillo, se abría paso al siguiente artículo que comenzaba con una impresionante fotografía de la nebulosa de Orión. "Ejemplos de Observaciones" se llamaba y que comentaba el tesón de los aficionados a la hora de escudriñar el cielo en todos los campos de la Astronomía. Eran tiempos de expectación y de ilusión con la llegada del Cometa Halley. Así nos lo detalló Miguel de Pascual Martinez en su artículo "El cometa Halley en su próxima visita: 1985-1986". ¡Qué tiempos!

La Informática también tenía cabida en la revista, se abría una sección llamada "Programación Celeste" que se mantuvo durante muchos años. En la primera entrega se escribía un programa que "entra directamente en un ordenador ZX Spectrum [...]" y estaba dedicado a la interpolación mediante el polinomio de Lagrange, problema que se presenta a menudo en Mecánica Celeste. Precísamente de esto último trataba el siguiente artículo llamado "Primer Contacto". Una serie de artículos que intentaban ayudar a adquirir los primeros conocimientos sobre Astronomía y que se iniciaba con las coordenadas celestes para después dar una serie de consejos sobre la adquisición de prismáticos y telescopios.

Pepe Ripero nos encandiló con un artículo sobre el planeta X "¿Realidad o Ficción?" con el que terminaba el primer número de la revista con 50 páginas.






LA REVISTA


Desde su inicio la editó Equipo Sirius, S.A. y su director era Jorge Ruíz Morales. Siempre tuvo un Consejo Científico Asesor presidido por el actual Rey de España, aficionado a la Astronomía también. En el verano de 1999 la revista "Tribuna de Astronomía" se fusionó con otra que había salido años antes que se llamaba "Universo", entonces tomaron el nombre de "Tribuna de Astronomía y Universo". Se mantuvo así hasta que en el año 2002 comenzó a llamarse tal y como la conocemos en la actualidad "Astronomía". Ese mismo año se incorporó como redactor jefe Ángel Gómez Roldán, con experiencia en el Instituto de Astrofísica de Canarias, ocho años más tarde y hasta la actualidad, Ángel ocupa el cargo de director de la revista. En septiembre de este año 2015, la revista tomó un formato más pequeño y reducido, tamaño "ipad", diferente al típico y habitual de una revista.







MI "TRIBUNA"

Número de Noviembre de 2015
Fueron tiempos de ilusión, de conocer algo nuevo, de diifrutar, de ímpetu... Acababa de arrancarme la adolescencia y brotaba mi juventud entre estrellas. Ahora me doy cuenta de lo bonito que fue crecer entre ellas. Mi "Tribuna" era la alegría de cada mes. Eran las mejores 225 pesetas que mejor me gastaba, aunque me costaba muchísimo reunirlas entre trabajillos y periódicos para vender...

Aunque pude publicar en ellas varias veces y me hizo ilusión, reconozco que el olor de la revista recién comprada en el kiosko, la ilusión de lo que podía ver en el cielo en ese mes y el poder aprender "cosas de Cosmología" me llenaban de vida en esos mis primeros años que aún no comenzaban con el 2. Desde entonces miro al cielo cada día.

A todas las personas que, de alguna o de otra forma hicieron posible la aparición de esa revista, a aquellos que (por modesta que fuera su aportación) contribuyeron a que mi afición fuera creciendo a través de su lectura y a todos los amigos con los que la compartí, os quiero transmitir mi eterno agradecimiento. El cariño y la ilusión por algo, jamás tuvo precio. Fue, y es, mi "Tribuna".


"Mi" Carta de localización del Halley



2 comentarios:

Leonor Ana Hernández dijo...

Gracias por este post tan emotivo, yo también viví esta etapa de descubrimientos y emociones astronómicas y musicales y la conservaré en mi recuerdo como un tesoro! Marcó mucho y lo sigue haciendo hoy en día! Gracias!

manoloastro dijo...

Qué recuerdos. El número 1 de Tribuna de Astronomía llegó a Perú en los primeros meses de 1986. Recuerdo haberlo comprado con mucho entusiasmo en un kiosko cercano a mi casa y cuando aún estudiaba en el colegio. Me la leí completa. Era la primera revista exclusivamente de astronomía que conocía. Tiempo después pude conseguir hasta el número 9. Las siguientes desaparecieron y llegaron descontinuadas.